Un Museo…. de Bolsos!

Cuando era pequeña, no me gustaba nada usar bolsos, me parecían un engorro. Mi primer bolso, fue uno de esos pequeños, de mimbre, cuadrado, y con un cierre dorado.

Y desde entonces… ya no puedo vivir sin ellos!! Y cada vez más grandes y pesados y con más cosas dentro!

Estos recuerdos me han venido a la mente, cuando conocí la web del Museo de Amsterdam.

Cuenta con una colección de más de 4.000 bolsos, monederos, baúles, estuches, que datan desde la Edad Media, hasta nuestros días.

Tiene una colección permanente, donde se pueden ver bolsos de distintas épocas, todos, verdaderas obras de Arte.

http://www.tassenmuseum.nl/en/permanent-collection/timeline

Otra Colección, “Bolsos de Diseño”, que va desde el “Kelly”, hasta el “2.55”

http://www.tassenmuseum.nl/en/permanent-collection/designer-bags

Algunos, con unas formas, realmente originales, y que quedarían muy bien como esculturas, más que como bolsos.

http://www.tassenmuseum.nl/en/permanent-collection/shapes

Y por último, algunos modelos, donde nos explican las diferentes técnicas y materiales, utilizados para realizarlos, realmente un trabajo de Artesanía.

http://www.tassenmuseum.nl/en/permanent-collection/materials-and-techniques

Os hubiera enseñado muchos más, pero os animo a que os paséis por su web, hay verdaderas maravillas, sobre todo, los más antiguos. Nunca pensé que pudieran dar para un Museo, aunque algunas de nosotras, seguro que tenemos uno a “pequeña escala”, en nuestra Casa.

Espero que os haya gustado!!

 

Anuncios

Joyería en el Romanticismo

Este pasado sábado, visitamos el Museo del Romanticismo: teníamos curiosidad por conocer el nuevo Café, que se había abierto, y cómo no, darnos un paseo por aquella época. Nuestro interés, por supuesto, era conocer, cómo eran las joyas de aquellos tiempos, ya que en la moda actual, está muy presente, el pasado.

Nos quedamos maravillados de las piezas de joyería, que allí encontramos, y de todo tipo de complementos para la mujer, como abanicos de nácar, sombrillas, guantes finísimos, rosarios, que actualmente, quedarían geniales con un look espectacular.

Pendientes realizados en oro, broches que nos recuerdan a la actualidad, o más bien al contrario, no? El coral, por ejemplo, era una piedra que se apreciaba muchísimo, y que significaba distinción, entre la clase alta; en muchos de los cuadros se podían apreciar piezas de joyería espectaculares.

Nosotros os invitamos a que os paséis por el Museo, porque hay muchísimas cosas para ver, y daría para muchos post, y sobre todo, sino podéis acercaros, daros una vuelta por su página web, que es muy completa, donde hay fichas detalladas de muchas piezas.

Nosotros os dejamos, con fotos recogidas de su página web, así como alguna foto y una galería de fotos sobre joyas, realizadas por nosotros, aunque tenemos muchas más!!! 🙂

Pulsera Guardapelo    Técnica / Material: Cabello, oro / trenzado, cincelado. 1870  

La joyería del período romántico se caracteriza por reflejar la naturaleza a través de diseños variados que incluyen los motivos florales y vegetales trabajados con gran realismo. En este caso, la sencillez de estos pendientes, los hacen idóneos para lucirlos con un discreto traje como los que las mujeres solían vestir durante el día. Extracto y foto del Museo del Romanticismo.  Fuente web Museo del Romanticismo

Carnet de baile de marfil y plata. Foto Museo del Romanticismo

Fotos-Galería,  realizadas por el equipo de Te lo pruebas?

Almoneda 2012, una Feria con mucho Arte!

Para los amantes de las Ferias de antigüedades, el Arte y el Coleccionismo, vuelve un año mas Almoneda 2012, del 14 al 22 de abril, cuyo acceso será gratuito el 17 de abril.

Con toda seguridad, Te lo Pruebas? estará allí, para ver qué ofrece este año la feria de antigüedades, por excelencia de Madrid. La estética vintage, estará muy presente, y podremos encontrar, desde mantillas, joyeríabisutería, mobiliario, arte pictórico, etc., a unos precios asequibles.

Y lo mejor de todo, son piezas únicas, con mucha historia detrás, que merecen ser recogidas y conservadas por quienes sepan apreciar su valor, no sólo monetario, sino artístico e histórico.

Salvando las distancias, nos trae al recuerdo los mercadillos y a las librerías “de viejo”, en los que todavía es posible, buscar alguna edición o una pieza antigua para quien posea un ojo entrenado, aunque la verdad, con un poco de práctica, el arte de diferenciar las joyas históricas, está al alcance de cualquiera.

Para quienes disfrutan como nosotros, de las zonas de antigüedades de Madrid, Roma, París… es una oportunidad más, de disfrutar de esa sensación especial, que te hace experimentar vivencias de otra época.

Como os decíamos, la estética vintage estará muy de moda, en esta Feria. Podremos encontrar a buen seguro pequeños complementos, que darán un toque muy especial a nuestro vestuario, haciéndolo especial y único; joyas y pequeños accesorios, que tienen mucho que contar, y que tienen un valor especial, por cómo están realizados. Con mucho mimo y cariño y siguiendo unos altos estándares de calidad.

También podréis ver muebles de autor, (algo que nos apasiona incluso más allá del mundo de la bisutería y joyería) de los años 50, 60 y 70, y por supuesto, libros, objetos de decoración, en fin, un lugar donde perderse y detener el tiempo.

Es como trasladarse a otro mundo, a otra época, y rescatarlos, para que sigan perdurando en el presente.

Fotos de la web de IFEMA